CON    CEME

Me llamo Camila, nací en El Salvador pero he vivido en Bolivia, Argentina, Colombia y actualmente en Perú.  De cada país me he llevado las mejores experiencias, conocido lugares hermosos y  gente extraordinaria.

 

Estoy casada con un hombre maravilloso del cual aprendo todos los días y admiro por sobre todas las cosas. Mis hijos son mi motor, me han enseñado que no existe amor más grande, y que ser mamá te cambia las prioridades y te impulsa a ser mejor persona.

 

A fines de enero del 2013, nació Joaquín en Buenos Aires y con él empezó la aventura más feliz de mi vida. Lejos de nuestra familia y amigos nos tocó de a pocos ir aprendiendo a ser papás siguiendo nuestro instinto.

Joaquín no fue un bebé fácil, sufrió de reflujo desde muy chico, lloraba mucho, hacia siestas cortas y las noches eran interminables. Estábamos agotados y yo fui diagnosticada con depresión post parto.

Estoy segura que si en ese momento no hubiésemos priorizado el sueño de nuestro hijo la historia sería otra. Joaquín cambió completamente después de unas semanas siguiendo una rutina predecible, durmiendo siestas en horario y acostándolo temprano. El proceso no fue fácil pero el esfuerzo valió la pena.

 

En febrero del 2016, nació Victoria en Lima, con ella hemos cometido menos errores, tenemos más ayuda y en definitiva nos encontró más preparados. Victoria goza de más flexibilidad que Joaquín pero también cuenta con una rutina predecible que la ayuda a ser una bebé feliz y descansada.

 

Con ellos he comprobado que el sueño a esta edad es igual de importante que una buena alimentación. Dormir de una manera apropiada aporta innumerables beneficios para el niño:  la hormona del crecimiento se activa, el cerebro se desarrolla, aumentan las defensas y hasta mejora el comportamiento y estado de ánimo.

Conoce ACERCA DEmi filosofía   haciendo click AQUI 

© 2016 por Búhos Dormilones. Todos los derechos reservados.