"Emma a los 10 meses aún se seguía levantando de 3 a 5 veces en la noche y le sigo dando de lactar.  Yo trabajo y llegue a un punto de agotamiento extremo. Pasaba a Emma a mi cama todas las veces que se despertaba... y aún así no descansaba. El punto de quiebre fue cuando se me cayo de la cama, me quede dormida... hasta ahora me da un poco de culpa. Dije, esto no da para más... tengo que hacer algo... había escuchado de todo, que Emma no comía bien, que se levantaba por hambre, etc etc. sabía en el fondo que nada de eso era la razón por la que Emma se levantaba.

Contacté a Camila y desde el inicio fui honesta diciéndole que quería seguir dando de lactar a Emma, que no quería destetarla y ella lo tenía claro!!! Me apoyo full para continuar con la lactancia pero de manera ordenada. Camila trabajo conmigo desde el inicio de manera dedicada, amorosa y súper respetuosa de la manera como crío a mi hijita, cumplí el horario y la metodología al pie de la letra... y el resultado milagroso (dice Camila que no es lo normal) pero Emma a la segunda noche me durmió de corrido. Mi vida ha cambiado completamente: hoy puedo salir a hacer deporte y a cenar con mi esposo. Lo mejor es que Emma está más tranquila, come súper bien en el día y es muy inquieta. Camila fue mi angelito de este año y le agradezco la vida."

-Grima

EMMA

*10 meses*

"A los 10 meses Alma seguía despertándose cada 3 horas en la noche para lactar, pensé era por hambre por ser LME pero noté que en la noche solo quería la teta para poder dormir. Semana tras semana en vez de ir mejorando empezó a empeorar y se despertaba cada 2 horas, fue ahí cuando me di cuenta que le estaba enseñando mal y que tenía que hacer un cambio, no solo por mí pero por ella que no dormía de corrido y sabía es muy importante para su crecimiento. No quería por nada en el mundo tener que dejar la teta, tampoco quería dejarla llorar, no quería que sea una tortura para ella ni para mí y además tenía una flojera inmensa de pensar en lo que sería el proceso... y llego Cami. Yo no lo podía creer, mi esposo no lo podía creer, el pediatra no lo podía creer, nadie de mis familia lo podría creer.  Alma en 3 días ya estaba durmiendo 5 horas de corrido, a los 4 días no habían tetas en la noche, a la semana ya estaba en su cuarto y en su cuna y a los 10 días dormía de 6:30 de la tarde a 5:30 de la mañana. Cami supo adecuarse a lo que nosotros queríamos como familia, detectó rapidísimo los errores que estábamos cometiendo, me ayudó y estuvo disponible para mis consultas todos los días a toda hora, nos hizo seguimiento y junto con ella fuimos logrando poco a poco que Alma aprenda a conciliar el sueño, conmigo al costado abrazándola y explicándole. Todos somos muy felices.

Cami fue un antes y después en nuestra familia."

-Lucía y Juan Raúl

*10 meses*

ALMA

                                                                     "Joaquín se levantaba alrededor de 3 veces y la única forma de hacerlo dormir era dándole leche o pasándolo a mi cama. Mi esposo y yo estábamos chambeando horario completo, cansados estresados y todos en casa necesitábamos dormir. Adicionalmente teníamos "prisa" pues se aproximaba la fecha de un viaje en pareja y no me sentía cómoda dejando a Joaquín con la abuela sabiendo que se tenía que levantar tantas veces en la madrugada.

Por recomendación de un grupo en Facebook llegamos a Camila y desde el principio fue tranquilizador hablar con alguien que demostraba mucho conocimiento sobre el tema, se interesó a detalle por nuestra rutina e incluso antes de empezar con el entrenamiento ya nos había dado algunos tips. Finalmente nos reunimos con ella y nos dio un plan de trabajo, una rutina que involucraba muchos cambios pero totalmente adaptada a nuestra realidad.

Mi esposo, mi nana y yo nos pusimos manos a la obra. Tuvimos algunos momentos intensos pero en realidad cuando te dan instrucciones tan claras te sientes seguro de lo que haces, incluso nos había preparado con algunas reacciones con lo cual sabíamos que tan mal no lo estábamos haciendo.

Al cabo de 5 días Joaquín ya no tomaba leche en la madrugada y cuando se despertaba podía volver a quedarse dormido, mejoraron también sus siestas y con eso su humor, y todo el ambiente en la casa, todos más descansados, tranquilos y pacientes. Al cabo de 2 semanas con el plan Joaquín dormía de corrido en las noches desde las 7 pm hasta las 6 am.

Han pasado algunas semanas y hemos sido consistentes con su rutina y él consistente con su sueño. Camila estuvo todo el tiempo pendiente de nuestros avances y siempre dispuesta a escucharnos y asesorarnos. En realidad es súper capa. Para mi era indispensable que nuestro plan no sea de abandono con el bebé, y no lo fue, fue totalmente respetuoso y ganamos calidad de vida."

-Liya y Luciano

JOAQUÍN

*9 meses*

"Carlos Adrian solo sabia dormir con teta, hacíamos colecho pues somos padres que creemos en la crianza con apego pero cada noche se despertaba mas seguido y esta situación estaba afectando mi trabajo y ya era obvio que no era normal. Pensamos en hacerlo solos pero en el intento lloró desconsolado 40 minutos, esto nos partió el corazón. En ese momento decidí llamar a Camila, desde el comienzo fue muy clara y nos planteo las reglas del juego. Por razones logísticas decidimos pasarlo a su cuarto y hacer su proceso ahí mismo. Las primeras dos noches que durmió sin teta fueron largas pero gracias al método que nos planteo Camila la realidad se me hizo mucho más fácil pues yo me esperaba algo peor. Le enseñamos a dormir en su cuna, fuimos a nuestro ritmo y Camila entendió esto muy bien y nos apoyo.

Las despertadas bajaron a 3 desde la tercera noche y a la 10ma noche durmió de corrido por primera vez.

En algunos momentos pensé que iba a ser muy fuerte para nosotros pero pudimos hacerlo sin hacerlo sufrir. Hoy Carlos Adrian duerme en su cuarto, en su cuna y de corrido (7pm a 6am) y si se despierta se le calma en 5 minutos o menos y sigue durmiendo.

Las siestas ya las hace sin que se le cargue, se le acompaña en la cuna y solito se duerme. Creo que sin Camila no la hacíamos, valió totalmente la pena. De nuestra parte la clave fue la consistencia, desde la primera noche no se durmió más con la teta y no regreso a nuestra cama. Incluso cuando salimos de paseo hicimos la rutina. Un éxito rotundo.

Ya puedo salir por la noche, comenzaré a ir al gimnasio y ya podré hacer mis viajes de trabajo por una noche, pues ya mi esposo se puede encargar del bebe. Carlos Adrián sigue siendo lactante pero sólo de día. La verdad no me la creía pero ya me estoy acostumbrando y comenzando a creérmela."

 

-Diana y Steve

carlos adrian

*9 meses*

"Contactamos a Camila cuando Emma tenía 11 meses bastante agobiados y cansados ya que en este tiempo nunca había dormido más de 4 horas seguidas. En las últimas semanas pasaba que se levantaba en la madrugada y podía quedarse despierta hasta 2 horas, bastante inquieta y para dormir sólo lo hacía con el pecho de mamá. Como resultado, en el día estaba de mal humor o cansada. Sus siestas eran desordenadas, no se tenía un horario fijo, la poníamos a dormir cuando la veíamos con sueño y sólo dormía en el coche.

El proceso con Camila ayudó bastante a ordenar esta rutina. Nos estableció horarios fijos que ayudaron un montón a que esté descansada en el día, y rompió varios paradigmas que tenía por ejemplo, que un niño debe estar cansado para que duerma más de noche. Como resultado, ahora toma sus siestas en el día sin mayor problema: en su cuna (ya no en el coche) y demora máximo 20 minutos. Lo hace sola, no hay necesidad de cargarla o darle pecho. Esto ha hecho que este de mejor humor, y por ejemplo, se le ve mucho mas colaborativa en sus clases de estimulación.

¡Muchas gracias Camila por tu disposición y ayuda en este tiempo!"

-Diana & Luis

EMMA

*11 meses*

"Cami, me quería tomar un tiempito para darte infinitas gracias, llegaste a mi vida cuando ya estaba en mi punto de quiebre con mis tres pequeños y Salvador manteniéndome despierta casi toda la noche con la teta. Sinceramente cuando decidí tomar el servicio, te soy sincera estaba escéptica, pero como te comenté el día de nuestra reunión, tomarte era mi única y última esperanza y gracias a Dios no me equivoqué.

Los resultados hablan por sí solos, Salvador a sus ahora 10 meses duerme solo desde las 7pm hasta las 6am, y no solo eso, regulé los horarios de mis otros hijos y ahora a las 8 estoy free. Casi casi imposible de creer con una niña de 5, un niño de casi 3 y un bebé de 10 meses. Mil gracias por todo."

 

-Angie

SALVADOR

*9 meses*

"Las noches eran una pesadilla en mi casa, Bruna se dormía

sólo con pecho o cargada en brazos paseándola por toda la casa. Cuando yo no estaba podían llegar a cargarla hasta 2 horas seguidas para que se duerma.

En las madrugadas habían noches buenas en las que sólo se despertaba unas 3 veces y otras noches podía despertarse hasta 10 veces o más, pero sólo mi pecho la calmaba, me usaba de chupón y tenía que pasarla a mi cama prendida de mi pecho porque era la única forma en la que volvía a dormir.

Mi pareja y yo dormíamos muy incómodos y con miedo de golpearla. Estaba desesperada, no podía salir ninguna noche a cenar o a alguna invitación ya que ni la nana podía volverla a dormir, me tocaba volver volando a mi casa a la hora cada vez que salía. Llegue a pensar que no volvería a dormir de corrido nunca más.

Hasta que me contacté con Camila, me dio esperanzas, empezamos con el entrenamiento, fui super estricta con el plan de sueño que me dio Cami, lo hice al pie de la letra y el resultado fue un éxito, a la segunda noche de empezar con el entrenamiento Bruna ya dormía sola echada en su cuna y toda la noche.

Todos en casa estamos felices y podemos descansar tranquilos, Bruna es la más beneficiada, mi pareja y yo hemos vuelto a tener vida social, podemos ir al cine, a cenar, a invitaciones etc. Gracias Cami."

 

-Wanda & Derek

BRUNA

*9 meses*

"Búhos Dormilones nos cambió la vida, ahora Micaela se duerme sola en su cuna, duerme toda la noche y de corrido! La verdad es que yo no creía que fuera posible que ella aprendiera a dormirse por sí misma, yo pensaba que eso era parte de su carácter.

Que ella duerma de corrido quiere decir que mi esposo y yo también dormimos de corrido! Un sueño hecho realidad. A Micaela se le ve feliz y descansada. Yo también estoy feliz, he vuelto a tener vida, ahora hago deporte, voy al cine, veo tele con mi esposo sin tener que pararme a verla cada 45 minutos y muchas cosas más.

El plan de sueño fue fácil de aplicar desde el punto de vista práctico y emocional, pude acompañar a Micaela en el proceso hasta que ella estuvo preparada para dormir por sí misma.

Estaré eternamente agradecida con Búhos Dormilones, fue súper efectivo! Camila es una súper profesional, nos guió, nos acompañó y nos apoyó durante todo el proceso."

 

-Sonia y Diego

MICAELA

*10 meses*

"Antes de enseñarle a Noa a dormir nos llegábamos a despertar hasta 12 veces en la noche. Todas las veces cargándolo, dándole leche, rebotando en una pelota y haciendo de todo para tratar que duerma y no llore y volver a comenzar a los 45 minutos. Estado zombie, dolor de espalda, frustración.

Camila nos ayudó a cambiar esta situación muy rápidamente sin llantos y sin culpas. Con sus consejos personalizados tomamos medidas que ayudaron a que nuestro bebé duerma bien sus siestas y noches, sin tener que depender tanto de nosotros.  Respondió siempre a nuestras mil dudas acompañándonos en todo el proceso. 

Gracias a su apoyo nuestro bebé ha estado durmiendo de corrido toda la noche, puede dormirse solo y nosotros podemos descansar bien de nuevo. Todos somos más felices. Te recomendamos siempre con mucho cariño."

-Joanna y Ricardo

NOA

*9 meses*

"Ignacio a sus 10 meses seguía levantados cada dos horas, siempre esperábamos que con el correr de los meses estos despertares desaparezcan, pero nunca llegaban, no entendíamos que pasaba o que estábamos haciendo mail. Solo podía volver a dormirse paseándolo o dándole a teta, pero esto era demasiado extenuante para nosotros y sobre todo nos preocupaba que no se desarrollara de la manera adecuada por no descansar de la manera correcta.

Como cosas del asar me enteré del excelente trabajo de Cami y no dude en contactarla. Luego de conversar con ella entendimos todos los errores que habíamos cometido… A pocos días de iniciar el plan, Ignacio ya presentaba cambios positivos en su sueño, dormía hasta 5 horas de corrido, estábamos felices con el trabajo de Camila y la constancia que siempre nos inculcaba para tener éxito, en el fondo sentíamos que debimos empezar esto hace mucho, pero nunca es tarde.
Ahora Ignacio duerme de corrido toda la noche. Llegamos a pensar que este momento nunca llegaría, pero ahora estamos felices y obviamente en casa todos podemos descansar mucho mejor.
Gracias Cami por el apoyo, estamos muy agradecidos."

-Rocio

IGNACIO

*10 meses*

"A los 9 meses mi hijo se agripó y tuvo una regresión de sueño porque para aliviarlo yo le volví a dar de lactar en las madrugadas y permití que se quedara dormido prendado en la teta. Él me despertaba 5-6 veces en noche y la nana no lo podía hacer dormir las siestas mientras yo trabajaba en el día entonces me renunció. Por un mes, me mude a dormir en las noches al cuarto de mi bebe pero estaba tan exhausta que decidí poner fin a esta situación antes de hacer nuestro primer viaje familiar.

Contacte a Camila y ella me apoyó a seguir dando de lactar pero de forma ordenada y hacer una rutina sana que enseñe a la nueva nana. Todos éramos un equipo en casa y cuando queríamos flaquear Camila nos recordaba que lo estábamos acompañando en el proceso de aprender a dormirse solo y que nuestra disciplina seria premiada con un mejor descanso para todos.

Efectivamente, así fue. Mi hijo aprendió a dormirse de 7pm a 6am y hacer dos siestas. Eso mejoro mi calidad de vida enormemente porque pude volver a hacer ejercicios, salir a cenar con mi esposo, tener más energía en el trabajo y disfrutar nuestro viaje al extranjero porque no incomodamos con llantos constantes a los familiares que nos hospedaron.

Mi bebe hoy corretea feliz y duerme como un lirón, gracias a que seguí los consejos de Camila."

-Gisele y Jared

MATEO

*10 meses*

“Buscamos la asesoría de Camila porque Joaquín con casi 9 meses seguía despertándose 3 o 4 veces en la noche. La hora de ir a dormir era impredecible, era un espacio de lucha y muchas veces se volvía un motivo de batalla entre mi hijo y yo. Joaquín solo se quedaba dormido con el bibierón en la boca y en mi cama. Pasarlo a la suya era todo un trámite. Todo esto lo volvía un momento muy difícil y angustiante. Llegaba la noche y yo no podía relajarme porque me angustiaba mucho pensar en todo lo que se venía y en lo mal (y poco) que iba a dormir. Todo esto era horrible porque me pasaba días enteros en modo zombie, de mal humor y muy frustrada porque sentía que me pasaba el día sin hacer nada productivo, pero sobre todo, sin poder disfrutar a mi hijo como yo quería.  

Camila nos ayudó a quitarle le toma de noche, porque para su edad, ya no era necesario que él siga comiendo en las madrugadas. Asimismo, nos dio pautas para tener un horario más ordenado y predecible y para ayudarlo a dormir con más autonomía.

Ahora Joaquín está dormido a las 7 de la noche todos los días, los despertares han reducido y son mucho más manejables: ya no toma leche en las noches ni pide que lo pasemos a la cama, sino más bien se vuelve a dormir casi solo.

Aún nos quedan cosas que quisiéramos mejorar, pero mi esposo y yo nos sentimos mucho más encaminados y tranquilos. Para nosotros ha sido un proceso sacrificado y por momentos hemos tenido ganas de tirar la toalla, pero vamos viendo los cambios poco a poco y nos damos cuenta que todo ha valido la pena. Dormir mejor nos está permitiendo recuperar nuestra vida!”

-Claudia

JOAQUIN

*9 meses*