"Gracias a todos los consejos y la rutina personalizada que Cami preparo para Noah el ahora duerme toda la noche en su cama y despierta feliz. 
Enseñarle a tu hijo a conciliar solo el sueño, acompañarlo en el proceso sin dejar de atender sus necesidades, es la clave para hacer que la hora de acostarse sea un momento bonito. 
Ahora baño a Noah, leemos cuentos abrazados y nos despedimos con un gran beso de buenas noches. Pensé que nunca llegaría el día en que, al cerrar al puerta, me dijera "nite nite mamá, nos vemos mañana" . ¡Lo hemos logrado!"

 

-Carla

NOAH

*3 años*

"Salvador, mi hijo de 4 años, se pasaba todos los días a media noche a mi cama y al final ninguno de los dos descansaba bien. Llegó un momento que me dije: esto ya tiene que parar!

Cuando inicié el proceso con Cami la verdad es que estaba preocupada por si funcionaría o no. La primera semana fue la más difícil y algunos de esos días por el cansancio quise tirar la toalla. Cami fue mi soporte siempre, y nunca me criticó si es que durante esos días fallaba en algún detalle. Trabajamos de la mano diariamente y ella estaba pendiente de todo. Luego de esa semana intensa vino la recompensa. Un niño que duerme de corrido en su cama, que amanece con el mejor ánimo del mundo y con unos papis que descansan mucho mejor para darle más tiempo de calidad a su hijo. Realmente no puedo estar más feliz."

 

-Xime & Rafael
 

SALVADOR

*4 años*

"Guille dormía en nuestra cama y se despertaba para tomar pecho al menos 3 ó 4 veces durante la noche. Dado que Guille tenía ya 2 años y 7 meses pensamos que ya era hora de que comience a dormir en su cuarto. Intenté hacerlo yo sola pero Guille lloró mucho ese día y me partió el corazón y pensé, debe haber alguna forma en la que él no sufra y yo tampoco. Es así que encontré a Camila y comenzamos el entrenamiento.

Hicimos de a pocos algunos cambios en la rutina de Guille y seguimos los consejos de Camila en cuanto a como preparar un ambiente de sueño para él.

Los primeros días fueron muy cansados pero el esfuerzo valió la pena. Guille ahora concilia el sueño solo, duerme sin teta y duerme en su cuarto. Si se despierta en la noche se vuelve a dormir sin ayuda y han habido días que ha dormido de corrido sin despertarse. Recomiendo a Camila 100%."

 

-Mabel

GUILLERMO

*2 años 7 meses*